Roja merengue
@SeFutbol

ESPAÑA. El cambio de guardia y de ciclo en La Roja es un hecho. Segundo partido de la era Luis Enrique. Pleno de victorias, de buenas sensaciones y vibraciones. Piqué e Iniesta son pasado. Como perfectamente lo puede ser Jordi Alba. Algunos han hecho ruido mediático por esta ausencia. Se ha visto en estos dos partidos que Marcos Alonso y Gayá son opciones interesantes para el futuro.



La Roja con sello culé ha cedido el testigo a La Roja merengue. Una selección que en su día con los Puyol, Xavi o David Villa nos guió la cima. Solo se mantiene Sergio Busquets. Ahora, el talento es de color blanco. El seleccionador tira de lógica. Luis Enrique apostó por los seis futbolistas del Real Madrid. Y los seis rindieron a gran nivel.

Repaso a Croacia a ritmo merengue. A la subcampeona del mundo la pintaron la cara con pintura blanca. Dani Carvajal se hizo nuevamente amo y señor de su banda. En la zaga estuvo atento y corrigiendo algún lance. Mientras, la pareja Sergio Ramos-Nacho sigue igual de compenetrada. Su luna de miel se traslada la selección. ¿Quién se acuerda de Piqué? Ni el campo ni en la grada. Ya no hay música de viento. Por otro lado, el triángulo Dani-Ceballos-Marco Asensio-Isco tardó en entrar en juego, pero cuando lo hizo, sublime el juego de La Roja. El sevillano se soltó y fabricó virguerías. Mientras, el balear sorprendió con dos impactantes zapatazos. Y el malacitano, gol con toque sutil.

Cinco de los seis goles ante Croacia llevaron la firma de los merengues. El capitán Sergio Ramos se sumó la fiesta con su golito. Cuatro de los tantos vinieron precedidos por pases de jugadores madridistas. Marco Asensio hizo doblete en goles y asistencias. El balear tiene un cañón como Saúl. Inaudito que Hierro no le diera un minuto en Rusia. El rojiblanco, como el pasado sábado en Wembley, abrió la lata. Perfecto cabezazo marcando los tiempos a un preciso centro de Dani Carvajal.

Tanto Marco Asensio como Saúl marcaron la diferencia en un primer tiempo que comenzó con un par de sustos de los croatas. Pero todo quedó en eso. Pero la pegada tuvo color hispano. Sangre nueva para La Roja. La ilusión se ha renovado. Esta  selección tiene muy buena pinta.

Elche volvió a ser talismán para la selección. Sexto partido, sexto triunfo. 17 goles a favor y solo uno en contra. Un set ante la subcampeona del mundo. El segundo que logra recientemente. En marzo pasado, Argentina se llevó otros seis en el Wanda Metropolitano. Tanto Modric como Messi probaron la medicina de La Roja. El croata, directamente, de sus compañeros del vestuario blanco. Adiós a La Roja culé. Bienvenida a La Roja merengue. Y encima en el 11-S, el día de la Diada. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here