Afeitado Barcelona
@FCBarcelona_es

BARCELONA. Como Sansón… o Samsó en catalán. El Barcelona perdió fuerza por el afeitado de alguno de sus miembros más destacados y dejó escapar los primeros puntos de la temporada. Un empate a dos contra el Girona en el Camp Nou. Tablas que -a pesar de todo- sigue manteniendo al cuadro culé en lo más alto de la clasificación. Eso sí, con el Real Madrid con los mismos puntos.



El cuadro azulgrana saltó al césped del Camp Nou con nueva cara. Al menos las de Leo Messi y Gerard Piqué, ambos luciendo un afeitado inesperado. Parecía que los dos habían rejuvenecido unos cuantos años. Pero ese retoque en la barba no le sentó precisamente bien a su equipo. Y eso que los dos rapados marcaron un gol cada uno. Pero el Girona firmó otros dos y tablas en el marcador.

Un partido marcado por la expulsión de Lenglet. El codazo que propinó el francés a Pere Pons fue sancionado con tarjeta roja tras consulta con el VAR. Indignación en las filas azulgranas. Pero el codazo -claramente- existió. La inferioridad numérica y la tardanza de Valverde en recomponer el equipo influyeron decisivamente en las tablas definitivas.

El afeitado y Stuani

El que no se había afeitado ni se había cortado el pelo fue Christian Stuani. El uruguayo salió con todas sus fuerzas intactas. Anotó los dos goles del Girona. Uno tras hábil maniobra en el área y el segundo con un fuerte golpeo. Golazo. Enorme efectividad que contrasta con la de Leo Messi. Tres faltas en la frontal del área, pero ningún gol.

Este primer tropiezo del Barcelona aprieta la clasificación. Los dos grandes favoritos al título de Liga están empatados en la primera plaza con 13 puntos cada uno. El gol de Marco Asensio contra el Espanyol comprime al máximo la tabla. Tras el dúo de protagonistas aparece el sorprendente Alavés, con 10 puntos. Y con 8 se sitúan el Atlético de Madrid -recuperando posiciones tras un accidentado inicio liguero- y el mentado Girona.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here