Arturo Vidal vodka
Twitter

BARCELONA.  Arturo Vidal ha sido condenado por un tribunal de primera instancia a tener que pagar 800.000 euros por un incidente acaecido en 2017 en una discoteca de Múnich. Por culpa del vodka. Bueno, ciertamente fue por la botella. El actual jugador azulgrana, por entonces del Bayern, fue acusado de agredir a una persona a la que estampó una botella de vodka en la cabeza. Los hechos sucedieron en septiembre de 2017 en la discoteca Crown`s Club de Múnich.



Además, otras dos personas más resultaron heridas leves en el suceso, pero la peor parte se la llevó el que recibió el botellazo de vodka en la cabeza que le provocó una lesión cerebral. Una botella de tres litros. En el incidente también participaron su suegro y Sandrino, su hermano, que también fueron condenados con sendas multas económicas.

Ni Vidal ni su hermano se presentaron este jueves ante el citado tribunal de Múnich. En descarga del jugador azulgrana se encontraba en México con su selección. Ahora, Vidal y sus familiares deben decidir si pagan o van a juicio. Lo más normal es que lo haga, pues si decidiese ir a juicio podría estar la posibilidad de ir a la cárcel. La justicia alemana no se anda por las ramas. Hasta los 10 años en prisión le podrían condenar por estos hechos.

Un Arturo Vidal en el que todo pinta en bastos, pues hace unos días recibió un rapapolvos por parte de Pep Segura. El mánager general azulgrana declaró en ‘Sport’ que “Arturo Vidal ha faltado el respeto a sus compañeros” tras sus quejas en las redes sociales por no tener el protagonismo que esperaba en el Barcelona.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here