Las autoridades francesas están estudiando el hallazgo de dos cojines de asientos de avión en una playa de Normandía. Las primeras investigaciones apuntan a que pueden pertenecer a la avioneta Piper PA-46 en la que viajaba el futbolista Emiliano Sala y el piloto que dirigía el trayecto, David Ibbotson, desde Nantes a Cardiff.



Esta novedad del caso ha llevado al Departamento de investigación de accidentes aéreos del Reino Unido a asegurar que comenzará una búsqueda submarina para encontrar los cuerpos de los fallecidos, si bien esta operación, que se prolongará durante tres días, no podrá comenzar hasta el próximo fin de semana debido al mal tiempo imperante en la zona.

El futbolista argentino, que acababa de fichar por el Cardiff City de la Premier League inglesa, fue recordado el fin de semana por la que iba a ser su hinchada durante la disputa del partido de Premier ante el Arsenal.

Mientras, por más desagradable que pueda sonar, el Cardiff City y el Nantes, club francés de origen del jugador argentino, siguen a la greña y sin ponerse de acuerdo en el asunto económico. Hay que recordar que el pase de Sala supuso, con 17 millones de euros, el traspaso más caro de la historia del club galés. Ahora ambos clubes, con el jugador aún desaparecido, reclaman su parte.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here