ACTUALIDAD. Mientras en España debatimos si es conveniente o no cargar en las espaldas de Vinicius el peso de Real Madrid, en Paraguay se baten todos los récords de precocidad futbolística. El brasileño cuenta con 18 años y su aparición en el cuadro blanco le ha sentado de maravilla al Madrid y a Santiago Solari. Bendita juventud. Pero de juventud a niñez. La de Fernando Ovelar.



Nacido el 6 de enero de 2004, ‘carasucia’ Ovelar es un regalo de Reyes para el fútbol mundial. Debutó con 14 años hace una semana en las filas de Cerro Porteño. Y hace apenas unas horas jugó el superclásico del futbol paraguayo. Choque contra el Olimpia. Fue titular y batió todos los récords habidos y por haber. Anotó su primer gol con 14 años, 9 meses y 27 días. Increíble. El choque acabó con empate a dos.

El niño Ovelar es un delantero que puede ocupar el centro de ataque o desenvolverse por los costados. Aún en periodo de crecimiento, mide 1,70 y pesa 65 kilos,  este habilidoso zurdo promete muchas portadas. Ya se ha dado a conocer y ha comenzado una carrera profesional que podría ser extensísima.

Golazo para batir récords

Ovelar, a los 15 minutos del encuentro disputado en el estadio Defensores del Chaco de Asunción, elevó con sutileza un balón ante la salida del meta visitante Alfredo Aguilar. Primer tanto del precoz delantero y diana, además, de gran plasticidad. Un golazo para la historia del fútbol mundial.

La joya del fútbol paraguayo jugó 63 minutos. Generó otras dos ocasiones de gol en el partido. En el minuto 44 lanzó un balón que detuvo el meta del Olimpia; y en el 47 estuvo a punto de conseguir el 1-2 para Cerro. Pero su disparo salió por la izquierda del arco de Olimpia. Por muy poco. Como muy pocos años tiene un jugador al que habrá que seguir atentamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here