palmeros Messi
@SC_ESPN

OPINIÓN. Tras las victorias al Inter y Real Madrid, rebelión en la Granja de Valverde. Han propagado a los cuatro vientos que no son palmeros del argentino. Cansados de escuchar que los partidos los ganaba Messi, el vestuario en pleno decidió dar un paso al frente y reivindicarse. “Sin él, podemos poner huevos”. Vamos, que no son unos tuercebotas o palmeros. Que pueden ganar a quien sea.



Y con el argentino retirado de la circulación de manera eventual lo han hecho con dos triunfos sonados. Dos victorias que se contabilizan en el marcador de todo el equipo. No en el particular del de siempre. Por unos días el protagonismo, las palmaditas y el jabón se ha repartido entre todo el vestuario y no se ha localizado en el de siempre. En dos partidos se quitaron la etiqueta de palmeros.

Pero siempre en el entorno culé, no se contentan con lo que les toca disfrutar. No les vale la goleada al Real Madrid y toda la marejada que ha formado en La Casa Blanca. Son voraces y rizan el rizo. Más de uno ha querido que Messi quede siempre por encima. Aunque no juegue. Como ha sido en esta ocasión. Más de un iluminado dejó flotar una pregunta en el ambiente: ¿Con Messi, la goleada al Real Madrid hubiese sido más amplia?

Minuto de gloria eventual y esporádico para el resto de la Granja de Valverde. Por mucho que más de uno se acuerde de Messi no les van a quitar lo bailao. En su fuero interno siempre tendrán grabado esas dos victorias. Dos días de rebelión. Ahora es cuestión de ellos alargarlo cuando Messi retorne al once. No queda otra. Ser unos palmeros de La Pulga o robarle protagonismo.

Ahora, al que se le presenta todo un dilema es a Valverde. Ya sabe que tiene un equipo fiable sin Messi. Por ello, el extremeño tiene coartada y fundamento para dejar a La Pulga en el banquillo o en la grada en más de un partido. Vamos, que Messi entre en la rueda de las rotaciones. Como hizo en su momento Zidane con Cristiano Ronaldo. Ahí están los resultados. El luso llegó enchufado en la recta final del curso y su concurso y rendimiento fueron vitales para la consecución e las tres Champions consecutivas del cuadro blanco.

Ahora, dos preguntas flotan en el ambiente. La primera, ¿se atreverá Valverde a no contar con Messi?. Y la segunda, ¿aceptará Messi entrar en la rueda de las rotaciones?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here