lio real madrid
@realmadrid

OPINIÓN. Como hace un año, se vuelve a desinflar. Pero ahora el tufillo huele peor. Tiene problemas con su juego, resultados y con el gol. Tanto a favor como en contra. Arriba, dispara con una escopeta de perdigones. Atrás, da máximas facilidades en el tiro al blanco. O reacciona ya, de manera inminente, o se puede meter en un lío muy gordo. Verle noveno clasificado impacta. Como verle más cerca del descenso que del titulo. Que se ande con mucho cuidado. Si sigue en la misma dinámica derrotista, pusilánime y depresiva, el Real Madrid se puede meter en un lío gordo si sigue mostrando su actual identidad de equipo frágil. La de un equipo del montón.



Los rivales le van a perder el respeto y le pueden empujar al precipicio. Podemos verle cambiando de objetivos. En vez de luchar por la Liga hacerlo por la permanencia. De tocar el cielo a bajar al infierno. Puede sonar a ciencia ficción, pero si los merengues no levantan cabeza de manera inminente se van ver en un escenario en el que no están habituados y se verán en una clara desventaja con otros equipos acostumbrados a luchar por la supervivencia. A bajarse al fango, batirse el cobre, meter la pierna por la permanencia. Todo un lío mundial ver a los ocho nominados al Balón de Oro luchando por no bajar a Segunda. Algunos pueden creer que lo que leen es una exageración. Que se lo pregunten aquel Atlético de los Molina, Valerón, Kiko. Hasselbaink, Solari y compañía.

El panorama no pinta nada bien para los blancos. Un equipo que no transmite, unos jugadores en un alarmante nivel de forma y encima perdiendo efectivos. A la baja conocida se unen ahora la de tres efectivos de una tacada. Varane, Marcelo y Mariano. Los dos primeros, como mínimo un mes. El tercero, dos semanas. Aparentemente, el calendario invita a que se haga real su reacción antes del siguiente parón: Valladolid, Celta y Viktoria Plizen. Pero viendo su trayectoria la fiabilidad de los blancos está en el punto de mira. Si no suma los seis puntos en Liga y los tres en Champions League se puede meter en un lío muy gordo. Verse en noviembre desahuciado de la Liga y con problemas de meterse en octavos de la máxima competición continental hará añicos todas sus expectativas y le hará meterse en una vorágine peligrosa.

La entrada en escena del remedio casero de Solari va a mirarse con lupa y expectación. Más que la mano milagrosa del argentino la clave estará en la respuesta del vestuario. Ellos, los jugadores son los que tienen la llave para evitar caer en barrena y meterse en un lío morrocotudo. Mientras, un desesperado Florentino Pérez busca un nuevo técnico a la desesperada. Como hace cinco meses. Cuando Zidane escenificó su espantada. Una despedida la suya a la francesa. Se debió oler la tostada del fin de ciclo y sacó el pañuelo antes que la bandera blanca en forma de rendición.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here