riqui Puig
@InvictosSomos

BARCELONA. Se tienen muchas expectativas depositadas en él. Algunos ven en Riqui Puig la versión de Andrés Iniesta y otros la de Xavi Hernández. Otro jugón bajito, pues mide 1,69, dotado de una gran visión y una facilidad pasmosa para dar asistencias de gol. Y así lo escenificó en su debut asistiendo a Dennis Suárez en el cuarto gol azulgrana.



A sus 19 años el futuro es suyo. Tras varios años de sequía, La Masía puede volver a presumir de otro talento. Un Riqui Puig que debutó en la vuelta copera ante la Cultural Leonesa y que dejó varias perlas y encandiló la masa culé .

El canterano, con el dorsal 28, entró en el césped en el minuto 54 sustituyendo a Oriol Busquets. “Me temblaban las manos, pero sobre todo me sudaban mucho”, reconoció con gracejo y espontaneidad tras el partido. Luego, se puso a lo suyo. Tiró de desparpajo y se soltó. “Una vez comprobado que estaba en el Camp Nou, que para mí es como si fuese el Mini, pero con 72.000 espectadores, ya todo fue mejor”.

Riqui Puig describió su debut de manera elocuente. “Parecía el FIFA, pues veía a todo el mundo corriendo, pero enseguida me dí cuenta de que era la realidad y he intentado pasármelo bien como haría un niño pequeño”.

Un Riqui Puig que llegó al fútbol base azulgrana en 2014 procedente del Jabac. De él dicen que es un futbolista con un elevado porcentaje de efectividad en el pase, con una gran técnica y que pierde pocos balones.

“Es el debut soñado y encima con victoria (4-1) y he podido dar una asistencia. es el fruto de entrena cada día. Me quedo sobre todo con la cara que ha dado el equipo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here