Barcelona 07 01 2018 Messi controla el balon mientras Dembele le dobla por detras durante el partido de liga entre el FC Barcelona y el Levante Fotografia de Jordi Cotrina

Corría el minuto 68 del encuentro FC Barcelona-Valencia del pasado sábado y la respiración se le entrecortó a todos los aficionados blaugrana. Y así siguen. Fue en ese momento cuando Leo Messi acudió a la banda para ser tratado por los fisioterapeutas del club. El partido proseguía, pero durante unos interminables minutos nadie prestó más atención a lo que ocurría dentro del terreno de juego.



Después de intensos masajes bajo la atenta y preocupada mirada de Ernesto Valverde, el astro argentino se reincorporó al juego, aunque ya no realizó ninguna jugada de mérito. Con el partido ya acabado, el Barcelona anunció que Messi tenía una contractura en el muslo de su pierna derecha y que su concurso era cuanto menos dudoso para las semifinales de Copa ante el Madrid el próximo miércoles.

Este lunes, el argentino no se ha entrenado con el resto de sus compañeros y las alarmas han saltado por completo. Tampoco lo ha hecho Dembelé, que lleva dos semanas apartado del equipo por una lesión en el tobillo. Mañana martes será el día decisivo para saber si Messi o Dembelé, ambos, o solo uno de ellos, está en condiciones de entrenar y, por tanto, de estar ante el Real Madrid el miércoles en el Nou Camp a partir de las nueve de la noche.

Cabe recordar en todo caso que en el encuentro liguero de la primera vuelta, el equipo de Valverde goleó en Barcelona al Real Madrid (5-1), sin la presencia de Messi. La gran diferencia, quizá, estuviera en el inquilino del banquillo blanco: era Lopetegui y no Solari.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here