Fue el mejor regalo de Navidad posible para millones de españoles. Una víspera del Sorteo de la Lotería inolvidable para todos aquellos que se reunieron enfrente de la televisión. Hasta que España se convirtió en campeona del Mundo en 2010, sin duda, el partido más recordado del combinado nacional fue aquel del 21 de diciembre de 1983 frente a Malta en el Benito Villamarín.



Aquella noche, la selección que dirigía Miguel Muñoz afrontaba su última oportunidad para clasificarse para la Eurocopa de Francia del verano siguiente. España era segunda de grupo y necesitaba marcar 11 goles o más para ser primera y así lograr su objetivo. Un imposible absoluto. Y, de repente, el milagro se produjo. Y eso que nada empezó como habían soñado sólo los más optimistas. Santillana abrió el marcador, pero el maltés Silvio Demanuele puso las tablas en el marcador.

De hecho, el marcador al descanso no indicaba nada bueno ya que solo era de 3-1 para el equipo español. En ese momento casi nadie creía en la remontada. La excepción eran los futbolistas que ocupaban el vestuario nacional. Y se produjo el milagro. España logró nueve goles en ese segundo periodo. La lista de goleadores de aquel partido está desde aquel día en los libros de historia del fútbol español: Poli Rincón (4 goles), Santillana (4), Maceda (2), Sarabia (1) y Juan Señor (1), que consiguió el histórico tanto en el minuto 84 de aquel partido glorioso.

35 años han pasado de aquella noche. Completamente imborrable para todos los que la vivimos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here