Joaquín es uno de los tipos más queridos del fútbol español. Como sucedía con Iniesta, y empieza a pasar con Santi Cazorla, es despedido de prácticamente todos los estadios de Primera División en pie y con ovación. Obviamente, la excepción es el Sánchez Pizjuán, pero es que hay rivalidades que lógicamente no dejan pasar ni una mínima racha de deportividad.



Con 37 años y un montón de temporadas a máximo nivel en la élite (Betis, Valencia, Málaga, Fiorentina, Betis ahora de nuevo) el futbolista de El Puerto de Santa María está viviendo una tercera juventud y está siendo una pieza imprescindible en el Betis de Quique Setién.

Completando hitos deportivos, uno a uno, este pasado jueves consiguió otro más durante la disputa del encuentro de semifinales de Copa del Rey ante el Valencia. El partido fue muy entretenido e igualado y concluyó con la remontada del conjunto valenciano, que cerró el encuentro con un resultado justo, 2-2, que deja todo abierto para la vuelta en Mestalla el próximo jueves 28 de febrero.

El segundo tanto del Betis, el que ponía al club sevillano con 2-0 en el marcador, lo consiguió Joaquín en forma de gol olímpico. La colaboración del sorprendido portero levantino Jaume Domenech fue evidente, pero el gol de Joaquín, de manera directa desde el córner, pasará a la historia. Por cierto, fue necesaria la revisión del VAR, que, al menos en estos casos, nunca falla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here