Bale & Marcelo, todo un chute de subidón merengue

0
85
subidon real madrid
@realmadrid CF

Subidón merengue. Más que por meterse en la final del Mundial de Clubes por recuperar jugadores para la causa. Casos de Bale y Marcelo. No hay que volverse locos. El Real Madrid hizo lo que debía. Meterse en la final del Mundial de Clubes. La mejor noticia el chute de subidón para algunos futbolistas que reclaman un mayor protagonismo. En especial, para Gareth Bale. El galés anotó un hat trick. Gran medicina para reforzar su rol de líder como él reclamaba. Tres goles para creérselo de manera definitiva. Para tirar del carro en los momentos decisivos de los partidos. El segundo gol suyo, de listo. Siguió una jugada con doble fallo nipón.

Bale trató de explotar su velocidad y de sus botas salieron los disparos más peligrosos. Buen partido el suyo. Todo un chute de subidón que le va a venir de perlas al Real Madrid. Por la izquierda, otro jugador que se le echaba en falta: Marcelo. El brasileño recuperó la alegría en ataque. Dos asistencias a Bale. Toda una ala infernal que trajo en jaque al Kashima. Marcelo recupera sensaciones. Otro que se dio un buen chute de subidón. Y al que el Real Madrid le necesita que aparezca con urgencia.

Mientras, Modric y Kroos recuperaron el mando y toque sutil en el centro del campo. Ambos jugaron con inteligencia el balón. Lo escondieron y le dieron la velocidad idónea cuando el guión lo requería. Dos jugadores que se les ha echado de menos en la medular y que deben de tener mayor protagonismo.

Por su parte, otro que se dio otro chute para seguir aumentando su peso en el equipo fue Marcos Llorente. Impecable su partido. Sacando la escoba para recuperar balones, incrustándose como tercer central, iniciando el juego desde atrás, cubriendo las espaldas. Casemiro lo va a tener complicado para quitarle el puesto. Un Casemiro que reapareció y al que se le vieron las lógicas costuras por su inactividad. Algo lógico.

Por último, no marcó, pero Benzema fue otro que se dio otro chute de subidón. Una delicia verle jugar de espaldas, asociándose, tirando paredes. Le faltó el gol. Tuvo varias ocasiones. En una se le cruzó en su camino la pierna de un zaguero japonés, pero por suerte para los blancos, los goles corrieron por parte de Bale. El galés era el que más lo necesitaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here