Otro día eficaz de la BBC: buenos, baratos y de la cantera

0
246
R. Madrid-Granada BBC auténtica
R. Madrid-Granada BBC auténtica

Un par de minutos. Eso es todo lo que resistió el Granada a los envites blancos. A la media hora el marcador reflejaba un 0-4 y las casas de apuestas desempolvaban marcadores de los años 40. Pero el Madrid de la auténtica BBC se dio por satisfecho y levantó el pie. No quiso abusar de un equipo nazarí que demostró porque el año que viene estará en Segunda.

Como decimos a los dos minutos se abrió el marcador. Morata se descolgó en la media punta y vio que Lucas Vázquez se fabricaba una autopista por el carril derecho. El de Curtis, solidario, le dejó el balón a James para que embocara. Si había alguna duda de que la noche iba a ser tranquila de ello se encargó nuevamente el colombiano. Nuevamente el de Curtis entró por el carril del 8, pero se pasó de fuerza en el centro. Coentrao demostró que aún sabe hacer un control orientado y su pasé fue cabeceado por James.

En cinco minutos se había definido el partido. Lo que fuera a partir de entonces quedaba a mayor gloria de cada uno. Morata decidió, a la media hora, que era hora de seguir sumando goles. Fue un gol de manual, de esos en las que el lateral apura hasta la línea de fondo y hace el pase de la muerte. Morata reventó el balón que golpeó con fuerza el larguero y entró en la jaula de Ochoa.

 

Dos de James y dos de Morata

El cuarto tanto fue distinto, fue de yo me lo guiso y yo me lo como. Asensio llevó la pelota hasta el área y hay cedió el turno a Álvaro, que con un quiebro sentó a un defensa y buscó el segundo palo. El partido ya no dio más de sí. Quedarán un par de balones que se estrellaron en la madera y alguna ocasión perdida por Casemiro por llenarse de balón. Y quedará que Morata se engancha en la lucha por el Zarra al mejor goleador nacional.

En la segunda parte Zidane se dedicó a repartir minutos e incluso alineó a tres nueves juntos: Morata, Benzema y Mariano. Además, dejó entrever que el elegido para el miércoles es Isco. Lo que está claro es que esta es la auténtica BBC, la de los buenos, baratos (los precios de Asensio o Isco son un ganga con lo que se está viendo) y de la cantera. Son ellos los que van descontando hojas del calendario para cantar el alirón en la Liga.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here