Cristiano Ronaldo le hace el juego a los rapsodas de las ondas

0
148

El madridismo vivía un orgasmo colectivo tras la consecución de La Decimotercera. Más de rapsoda en su programa radiofónico tendría que tragarse los sapos. Le tocaría hacer todo un papelón para analizar la gesta del Real Madrid en Kiev. La tercera Champions League consecutiva de la era Zidane. No hubo jugadas conflictivas. No podían agarrarse al clavo de los favores al cuadro blanco. Alguno ya lo usó tras la noche ante la Juventus.

Todo un marrón. En el guión de los rapsodas de las ondas, a buen seguro, los errores de Karius, como la clave para el nuevo éxito madridista. Flor, potra, suerte. Los calificativos que utilizarían. O también, la lesión de Salah. De esta manera tendrían coartada para no magnificar la nueva Champions blanca. De repente, vieron la luz. “Fue muy bonito estar en el Real Madrid”, declaraciones de Cristiano Ronaldo.

Una frase que suena a despedida. A no ser que le mejoren el contrato. Los rapsodas de las ondas ya tenían chicha y tema para desviar la atención. Ya no iban a resaltar la Decimotercera del Real Madrid. Ya no tenían el marrón. Se esfumó. Cristiano les hizo el juego. El luso eligió mal el momento para hablar de su futuro. A los madridistas les importaba un pepino. En ese momento, Cristiano no era importante. Mañana, ya será otra cosa. En ese instante, lo que valía de veras era celebrar La Decimotercera.

Los madridistas alucinaron con los rapsodas 

Con la excusa de que el madridismo estaba en vilo dieron la matraca con el tema. En Onda Cero, la SER, Cope. Me imagino que las portadas de los tebeos catalanes también se harán eco. Les vino de perlas para desviar la atención. Cristiano Ronaldo tiene las mismas Champions que el Barça. Eso no lo dijo ninguno de los rapsodas de las ondas.

Poco análisis de la final. Había madera. Cristiano les dio la vida. A buen seguro que muchos madridistas no escucharon a los rapsodas. Estarían celebrando La Decimotercera. Y los que les escucharon alucinarían en colores viendo cómo desviaban la atención. Con tal de no encumbrar la gesta blanca

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here