Cuestión de pelotas… al Real Madrid no le entran en el Bernabéu

0
218
zidane pelotas
@OfficialZZidane

No es por testiculina. A los jugadores del Real Madrid no se les puede culpar de que no le estén echando pelotas. Todo se resume a que la pelotita no entra. Ahí está el mal del Real Madrid en este inicio de curso en sus partidos en el Bernabéu. Se vio nuevamente ante el Betis. Una circunstancia que le está penalizando. Sin goles no hay puntos.Y lo está notando en su cuenta.

Tras cinco jornadas tiene al Barça a siete puntos. ¿Tiene el madridismo motivos para preocuparse? Por juego, no. Los blancos están generando y creando ocasiones. La alarma roja se encendería en caso contrario. Ese sí que sería un argumento para preocuparse.

Contra el Valencia y Betis creó oportunidades a puñados. Las tuvo de todos los colores. La falta de precisión, los postes y las actuaciones de Neto y Adán, respectivamente, también hicieron el resto. Como lo hizo además el granota Raúl Fernández en la visita del Levante al Bernabéu… ¡Qué pelotas tiene la cosa!

Se pensaba que Cristiano Ronaldo   sería el antídoto para acabar con la puntería. Su ansiedad por marcar pudo también influenciar al resto. El luso tuvo un par de ocasiones que no supo materializar. ¡Tiene pelotas que las fallase! Sobre todo una que le puso Bale a huevo.

El juego del Real Madrid no está en pelotas

Volviendo al Betis. Se acabó perdiendo el partido. Hay quien mantiene que viendo el panorama tendría que haber guardado el punto. Pero en el ADN del Real Madrid está la palabra victoria con letras mayúsculas.  Se fue con todo arriba. Dejó huecos y el Betis lo supo aprovechar. El rival también juega.

Lo dicho, el juego del Real Madrid no está en pelotas. En Anoeta se vio su buen fútbol. Lo que le está desnudando es su falta de eficacia. El Real Madrid es pegada. Lamentablemente no lo está siendo en el Santiago Bernabéu.

Lo que sí es motivo de preocupación son las urgencias. Se vio a un Real Madrid desatado en la segunda parte cuando aún quedaban muchos minutos. La precipitación se instaló en el césped. Puede que al no llegar ese gol que le iba a dar el récord metió aun más agitación. La paciencia y el toque se esfumaron. Puede que también por la salida del terreno de juego de Modric e Isco. Zidane apostó por un fútbol más directo dando entrada a Marco Asensio y Borja Mayoral.

No es cuestión de echar las pelotas contra Zidane. Él creyó que era la mejor apuesta para tratar de ganar el partido. Arriesgó. Lo fácil hubiese sacado a Nacho por Marcelo. Zidane quiso ser más ambicioso. Fue fiel a su filosofía. El Real Madrid quiso ganar por talento y no por pelotas. Y cuando la pelotita no quiera entrar… Hay que insistir. La mala racha acabará.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here