Golazo de Asensio a la espera de que lleguen los de Cristiano

1
258
Golazo de Asensio a la espera de que lleguen los de Cristiano
Twitter

Tres puntos son tres puntos y tal como está el patio lograrlos en una noche plácida es una gran noticia para el Real Madrid. El rival, como al final demostró, no era de los que iban a exigir, porque Las Palmas fue bastante inofensiva y encima jugó con fuego en su zaga. El equipo canario se fue diluyendo a medida que el Madrid, de menos a más, fue creciendo. Sobre todo a partir del golazo de Asensio.

El encuentro se puede diseccionar en tres apartados. En el primero, que nos llevó hasta el descanso, el Madrid, al tran-trán, buscó machaconamente pero sin prisa ponerse en franquicia. El arranque del encuentro trajo el enésimo fallo clamoroso de Benzema. Se presentó solo ante la portería, pero estuvo lento y disparó al muñeco para desesperación de la parroquia. Las Palmas tuvo su gran ocasión en el minuto 12 pero Casilla tocó lo suficiente un tiro de Vitolo para mantener cerrada su portería.

Por su parte, Cristiano, que sigue negado en Liga, empezó su carrusel de ocasiones de todos los colores. Empezó lamentando cada fallo con su peculiar gestualidad aunque al final se lo tomó con humor, con una semisonrisa nerviosa. El Bernabéu estuvo con el portugués, aplaudiéndole y animándole, sabedora de que sus goles volverán pronto. A lo que íbamos. Un tiro a la red lateral de la meta, dos faltas a la barrera, algunos tiros ajustados por arriba y por abajo, incluso de cabeza. El portugués lo intentó de todas las suertes, pero la diosa Fortuna reserva su beneplácito para el futuro.

 

Casemiro hace de Sergio Ramos

El partido se encaminaba al intervalo cuando llegó la apertura del marcador. Un córner, un defensa que prolonga en el primer palo y Casemiro que se viste de Sergio Ramos y bate de cabezazo picado y cruzado a Lizoain. La lata canaria, que defendía con nueve y el portero, quedó abierta.

Tras el paso por los vestuarios el Madrid salió más liberado, con más confianza y ganas de cerrar el partido. Hubo un susto en el área blanca con un agarrón de Casemiro a Vitolo en el que el futuro atlético estaba como loquito por caerse. La verdad es que Sánchez Martínez dejó de pitar, en todas las partes del campo, muchas faltas y faltitas reclamadas por ambos equipos. Sin ir más lejos Nacho cayó dos veces en el área insular. Pero como decíamos el Madrid elevó un par de puntos el ritmo de circulación del balón y eso se notó. A ello ayudó que Las Palmas se estiró un poco.

 

Misil de Asensio

Pero antes de que los canarios pudieran hacer algo llegó el gol de Asensio, un tanto que por si mismo valió todo el partido. Una falta, un despeje más allá del área y allí estaba la zurda del mallorquín que soltó un misil que entró por la escuadra. Un disparo recto, seco, que fue cogiendo velocidad y altura poco a poco. Una exhalación del actual pichichi blanco.

Al partir de entonces llegaron los mejores minutos de los de Zidane. Al cuarto de hora Marcelo e Isco fabricaron una pared que finiquitó el brasileño engatillando muy alto el sombrero de devolución del malagueño. Luego Kroos puso a prueba los reflejos de Lizoain con un tiro envenenado al que el meta canario contesto a contrapié con una mano fuerte.

 

Cristiano no marca pero asiste

Ya con el partido resuelto el juego entró en su tercera fase. El Real Madrid empezó a buscar a Cristiano, pero este se vistió de asistente en una jugada elaborada con Asensio. El mallorquín aceleró el timing de la misma en dos ocasiones, en la segunda la acción ya era letal. Su pase en profundidad a Cristiano permitió al portugués correr la banda derecha y ver la incorporación de Isco en la zona el ‘9’, en el papel que antes tenía CR. El malagueño marcó y empató a cuatro tantos con Asensio como máximos realizadores en Liga. Así están las cosas. A la falta de los goles de delanteros buenos son los de los magos del equipo.

En la última parte Cristiano buscaba su gol y Sergio Ramos también. El camero estuvo a punto de encontrarlo, pero el larguero lo evitó. Al final resultó una más que aceptable segunda parte, en la que llegaron goles y algo más de juego. Incluso Zidane acabó con nueve españoles en el once tras las entradas de Llorente, Lucas y Ceballos. Solo Marcelo y Cristiano no habían nacido aquí. Ahora llega el parón de selecciones y a la vuelta un tramo duro en la Liga con la visita al Wanda. De momento, seguimos a ocho puntos del Barcelona. Pero queda mucha Liga, incluidos seis puntos a disputar contra los azulgranas.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here