Lovren, ¿quién quiere a un llorón en su equipo?

0
89
Lovren lloron
@DejanLovren

OPINIÓN. Es un llorón reconocido. Se vio en Kiev y en Moscú. Un tipo como un castillo derramando lágrimas por un chorro. Llanto de impotencia y de un perdedor. Es su sino. Lovren ha jugado dos finales de glamour y las ha perdido. En vez de tocar el cielo bajó a los infiernos. Tuvo que bajar la cabeza, apretar los dientes, llorar a moco tendido e irse al vestuario con la sensación de ser lo que es. Un perdedor. Un coleccionista de subcampeonatos. Todo un reclamo para las marcas de kleenex. Tienen al mejor actor para protagonizar un anuncio.

Menos mal que no ganó la Champions League ante el Real Madrid y el Mundial contra Francia. Pues viendo cómo se las gasta no sabríamos con qué lindezas nos hubiera sorprendido en un vídeo a través de las redes sociales viendo su comportamiento tras el Croacia-España. Mal tipo y encarado. Burlándose de sus colegas y de la bandera de un país. Siempre hay un ‘notas’ y este Lovren lo es. Sin ganar nada se fabricó su minuto de gloria.

Por una vez no le vimos en su habitual faceta de llorón. Pero que se sepa, ganó un partido en el que no se jugaba un título. Este domingo, 18 de noviembre, tiene en Wembley una final anticipada. Si Croacia gana disputará la Final Four de la Liga de Naciones. Si pierde y empata, no. En este caso, la pregunta de rigor. ¿veremos al Lovren llorón de Kiev o Moscú?

Mira que en el fútbol ha habido futbolistas que han repartido estopa, pero nunca se han vanagloriado de hacerlo de manera pública hasta que ha aparecido el susodicho Lovren. El croata se jacta del codazo que le dio a Sergio Ramos. Pues si ese es un logro para fantasear y alardear, allá tú. Evidentemente, no puede hacerlo en cuanto a títulos de relumbrón, pues el susodicho Lovren es un perdedor reconocido. Ahí está lo acontecido en Kiev y Moscú. En la primera, vio cómo Sergio Ramos levantaba La Orejona, y mientras él, lloraba como una magdalena. ¿Quién quiere a un llorón en un equipo?

Viendo tu reacción, ya tienes un título. Al Futbolista más Sucio como contraposición al Fair Play. Evidentemente, con tu minuto de gloria te has granjeado el afecto de los antimadridistas. En tu currículo podrás incluir tu codazoy burlas a Sergio Ramos. Puede que te dé puntos, pero dudo que te fichen un Barcelona o un Atlético. Primero, por tu nivel futbolístico, pero sobre todo, por tu fama de cenizo y llorón. Un perdedor es lo que eres Lovren.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here