Luis Suárez escupe a la grada; ¿no merece ser sancionado?

0
6233
Luis Suarez escupe grada Bernabeu
youtube

Un futbolista que escupe no es una buena imagen para los chavales.  Es un acto deporable. Tanto que el receptor sea un rival, pero mucho peor que sea a la grada. Es un acto que merece ser castigado, sancionado. Aunque no lo refleje el colegiado de turno. Basta con que sea pillado el infractor con imágenes. Las hay de un sujeto en la vuelta de la Supercopa de España.

Luis Suárez y Jordi Alba volvieron a liarla. Son dos clásicos en el Clásico. La conducta de ambos dejó mucho que desear en la vuelta de la Supercopa. Su comportamiento fue indigno. Uno escupe; el otro, insulta. Cierto que Sánchez Martínez no reflejó nada en el acta sobre la conducta del delantero y el lateral.

Pero las imágenes les delatan. Algún que otro comité podría entrar de oficio y sancionarles. Lo que hicieron ambos ayuda al ‘Fair Play’. Luis Suárez y Jordi Alba son prisioneros de sus actos. El charrúa escupe a la grada del Santiago Bernabéu en un lance en la segunda parte. Fue al Fondo Sur. Pero ahí no acabó la cosa.

Luis Suárez se acomodó sus partes mirando de forma provocadora a la grada. Menos mal que nadie entró al trapo, pues el gran perjudicado hubiera sido el Real Madrid. Y ahí sí que hubiera entrado de oficio el pertinente comité. O el señor juez único del Comité de Competición.

Pero, el charrúa se irá de rositas. Un futbolista completo. Muerde a los rivales, se tira dentro del área y ahora le da por escupir a la grada.

Uno escupe; otro insulta

Mientras, Jordi Alba, otro que suele perder los papeles en los duelos contra el Real Madrid, se le llenó la boca. No escupió. Insultó. Ya lo hizo en el Clásico de Liga del pasado curso en el Camp Nou cuando le pillaron insultando a Kovavic.

Ahora, repitió. Las imágenes se pudieron ver en Deportes Telecinco 5. Cuando el lateral es sustituido y se sienta en el banquillo no para de insultar: “Hijo de puta, hijo de puta”, dice. Aparentemente al cuarto árbitro. O se hizo el sueco o sufrió sordera eventual.

Dos macarras andan sueltos. Visten de azulgrana. Sabemos cómo se llaman. Ahí están las imágenes. ¿No se merecen ser sancionados?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here