Máster de Ceballos en puntería

1
230
Máster de puntería de Ceballos
Twitter

Hay partidos como el del Betis en el que el Real Madrid jugó mucho, tuvo un sinfín de oportunidades y no recibió el premio del gol. Hay otros días en los que hay bastante menos fútbol, casi las mismas ocasiones, pero al menos cayeron dos tantos. La diferencia fue la puntería de Dani Ceballos que, en su primer partido como titular, tiró tres veces e hizo dos dianas. El resto del equipo, sobre todo Cristiano, estuvo negado ante la portería de Pacheco. Y eso que el meta del Alavés aportó su grano de arena para ponerlo fácil.

Como viene siendo habitual en los últimos partidos, el rival gozó de la primera ocasión. Eso sí que empieza a ser preocupante. Las facilidades defensivas que damos. Afortunadamente a los 10 minutos, Dani Ceballos abrió el marcador al aprovechar una internada de Asensio. La suerte le sonrió en su choque con Ibai y luego buscó el contrapié de Pacheco ajustando su tiro al primer palo.

Sin cerebro sobre el campo (Modric estuvo en el banquillo reservado para Dortmund y con Kroos de baja), la manija pertenecía a un Isco más retrasado junto a Ceballos. Además, no había profundidad de los laterales (Carvajal no está de su mejor forma y Nacho bastante tiene con ser un parche en el costado izquierdo). Tampoco fue el mejor día de Lucas Vázquez ni Asensio. Por eso no fue de extrañar que la segunda oportunidad llegara en un córner, pero Pacheco respondió de forma espectacular a un remate de Nacho a la media hora.

 

Intercambio de goles y en el filo de la navaja

Precisamente a Nacho Munir le ganó la espalda a Nacho en el minuto 39. El centro del canterano azulgrana encontró a Manu García que llegó solo al área y de un poderoso testarazo ponía la igualdad en el marcador. Poco le duró la alegría al Glorioso, que por cierto marcaba su primer gol de la temporada. Cuatro minutos después la defensa vitoriana no se puso de acuerdo y entre Pacheco y Maripán dejaron un balón a los pies de Ceballos que no desaprovechó el regalo.

La segunda parte fue bastante diferente. Hubo más ritmo, en ocasiones un toma y daca, algo que no debería permitirse el Madrid. Es andar en el filo de la navaja. Antes del correcalles, el Madrid salió con ganas de poner tierra de por medio. Pero Cristiano no encontró el camino del gol en dos ocasiones y luego Isco, en una buena maniobra de desmarque que le dejó solo ante Pacheco, tiró al muñeco.

La ceguera del portugués continuó, primero con una buena acción y tiro que se topó con la cepa del poste. Luego intentó una chilena en la que ni siquiera contactó con el esférico. La fortuna nos sonrió con un tiro de Pedraza que pegó en la escuadra tras desviar Varane. Minutos antes Manu García debería haber visto el túnel de vestuarios por un codazo a Lucas Vázquez. Undiano no apreció voluntariedad y solo sacó la amarilla al capitán alavesista.

 

Regalos defensivos en ambas áreas

Zidane quiso fortalecer el centro del campo. Marcos Llorente en lugar de Dani Ceballos. Ovación de gala para el canterano blanco tras su gran temporada pasada en Mendizorroza. Dos minutos después Sergio Ramos continuó con el festival blanco de errores. Pacheco le hizo un regalo pero el camero, desde el punto de penalti, se llenó de balón. Por cierto, gran gesto técnico de Isco en el génesis de la jugada. Hizo un inverosímil control tirándose al suelo en el costado derecho.

Otro fallo, en esta ocasión de Varane, permitió a Pedraza plantarse solo ante Navas. Pero su tiro, que salvó la salida del costarricense, encontró la cepa del palo. Lucas Vázquez, Cristiano y Asensio también gozaron de su oportunidad para marcar el tercero. Pero lo dicho, no era el día, excepto en el caso de Ceballos, de la puntería de los jugadores blancos.

Al menos volvimos a la senda del gol y de la victoria. Ya van doce victorias seguidas lejos del Bernabéu. Y lo más importante, no hubo ningún percance ni de lesiones ni de expulsiones. No es poco tras este inicio de Liga.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here