El Real Madrid perdona al Barça una goleada de escándalo

2
1263
Real Madrid goleada Barcelona
realmadrid.com

Pudo haberle goleado. No quiso hacer sangre en la segunda parte. El Real Madrid perdonó una goleada de escándalo. Pasó por encima al Barça en un primer tiempo memorable. Intensidad a flor de piel. Presionando arriba. Jugando al pie, con balones en largos. A la contra, elaborando. Recuperando balones. El primer cuarto de hora fue increíble. Mientras, el Barça no olía la pelota. Estaba a merced del Real Madrid. Con tres centrales. O Valverde espabila o Messi comienza a moverle la silla.

Sin argumentos futbolísticos. Una banda. El Barça parecía un equipo de la tercera edad. El Real Madrid de Veteranos le habría metido mano también. Daba grima, pena, risa. Sus jugadores corrían con un trote cochinero. Sin ritmo. Sin ideas. Sin Messi. Sin Luis Suárez tirándose dentro del área. Mientras, el uruguayo demostró que tiene más peligro sin tener el balón que con él. Te la puede liar en cualquier momento. Por su tendencia a dejarse caer.

Por su parte, Marco Asensio cerró el melón en el Camp Nou y lo abrió en el Santiago Bernabéu. Con un nuevo golazo. Minuto 4. Un disparo parabólico desde lejos. El Real Madrid comenzaba su recital. Mientras, la pañolada por el arbitraje de B.B. y la sanción a CR7, pasó a un segundo plano.

El Real Madrid, excelso, lo bordaba. Con taconazos, sombreros, cambios de orientación. Por el centro. Por las bandas. Tocando, presionando. Mientras, el Barça seguía el juego a control remoto. Los blancos rozaron una goleada de escándalo en el primer acto. Lucas Vázquez estrelló un disparo al palo. Benzema tuvo otra. Como Kroos. Y llegó el 2-0. Golazo de Benzema. Gran movimiento de espaldas del galo.

Una goleada sin cuatro titulares

El partido olía a goleada. Mientras, un Madrid sin Cristiano, Isco, Casemiro y Bale. El meneo estaba siendo de escándalo. Modric, Kovacic, Kroos y Lucas Vázquez impusieron su ley en la medular. Mientras, Piqué se quitó pronto del medio. Ya se sabe. Cuando hay un naufragio hay algunos que se quitan de en medio. Seguro que todavía estaba buscando su cintura tras los goles de Cristiano y Marco Asensio en la ida. Y con un Benzema que le volvió loco.

Mientras, el Real Madrid levantó el pie del acelerador. Solo Benzema rozó el 3-0. Le dio metros, el balón y un par de regalos al Barça. Pero la ineficacia y la inutilidad de Messi y Luis Suárez quedó patente. 180 minutos y solo un gol. De penalti inexistente. Por su parte, Luis Suárez, viendo que no marcaban ni al arco iris, quiso ser fiel a su identidad. Se tiró dentro del área ante Marcelo y Keylor Navas por si Sánchez Martínez imitaba a Burgos Bengoetxea.

Por su parte, Messi, tras el 2-0, le pedía explicaciones al colegiado. Messi siempre haciendo lo mismo. Impotente ante el marcaje de Kovacic. Lloraba a Sánchez Martínez. Trataba de presionarle. Daba lo mismo. Si el partido hubiese durado tres horas el Barça no habría marcado de jugada. 

Mientras, con la entrada de Theo, el Real Madrid se animó. El galo se puso como interior. Se pasó de potencia en dos acciones. Si hubiera puesto el balón con precisión… Benzema, Sergio Ramos o Lucas Vázquez esperaron su centro. Solo un 2-0. Mientras, goleada en sus duelos directos. 6-1 al Barça en la Supercopa de España.

Así fue el partido

REAL MADRID: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Kroos (Dani Ceballos 79′), Modric, Kovacic (Casemiro 61′)), Lucas Vázquez; Marco Asensio (Theo 74′) y Benzema.

BARCELONA: Ter Stegen; Piqué (Semedo 49′), Umtiti, Mascherano; Sergi Roberto, Jordi Alba (Digne 77′); Sergio Busquets, Rakitic, André Gomez (Deulofeu 71′); Messi y Luis Suárez.

GOLES: 1-0. Minuto 4. Marco Asensio. 2-0. Minuto 39. Benzema.

ÁRBITRO: Sánchez Martínez (Murciano). Mostró tarjeta amarilla a Luis Suárez (88′) y Mascherano (92′).

INCIDENCIAS: Estadio Santiago Bernabéu. Vuelta de la Supercopa de España.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here