Otro recital de Messi con un árbitro: protesta airada y toque al hombro

1
520
Recital Messi toca arbitro Skomina.
ANTENA 3

Si fue otro recital de Messi. Ante la Juventus se vio nuevamente a ‘La Pulga’ intentando coaccionar a un colegiado. Con gestos airados tratando de que el árbitro amonestase a un rival. Una práctica que viene haciendo desde hace tiempo. Al argentino no le vale su dictadura en el juego azulgrana y en el club. Se la ha quedado pequeño el radio de acción.

Se dice que él frenó el fichaje de Íñigo Martínez porque perjudicaba a su compatriota Mascherano. Dominadas todas estas áreas se ha propuesto desde hace tiempo trasladar su influencia en los colegiados. Ya lo vimos en la vuelta de la Supercopa. Viendo el baño y recital que le estaba dando el Real Madrid no paró de quejarse al colegiado en un par de lances. No tenía argumentos por lo que se veía en el césped. Era su forma de pagar su frustración o de tratar de que el Barça se metiera de nuevo en el partido.

Skomina fue esta vez el muñeco de pim pam pum para Messi. Pero le salió por la culata. Sucedió en la segunda mitad. Minuto 53.  A falta del VAR está LEO. Messi creyó que le tocaba rearbitrar. Pidió con gestos ostensibles que Pjanic debía ser amonestado por una entrada. Cara de malas pulgas, como viene siendo últimamente, y moviendo con intensidad su mano derecha haciendo el gesto de mostrar la tarjeta.

Skomina le da a Messi un recital de personalidad

El esloveno Skomina no se dejó amedrentar. Es más le dejó muy clarito quien mandaba en el campo. Él y no el culé. Se vio su personalidad. Por supuesto que hubo una amonestación por ese lance. Mostró la amarilla. A Messi. Mientras, Sergio Busquets, Rakitic, Luis Suárez, la guarda pretoriana del argentino, acorralaban al colegiado. Le dijeron de todo. No faltó otro gesto macarril de Messi. Tocó ligeramente el hombro de Skomina. Ahí se jugó la expulsión. ¿Si llegar hacérselo a De Burgos Bengoetxea le hubiese mostrado la segunda amarilla y lo habría reflejado en el acta?

Mucho jabón del entorno recibió ‘La Pulga’. Y de sus compañeros. De nuevo, reactivación de la campaña Pro Balón de Oro. Por mucho que se empeñen, una guerra perdida. De lo que no van a hacerlo es una Pro Fair Play. No creo que lo ganase tampoco. Ahí está su recital. Messi se pasa todos los partidos reclamando tarjetas a los rivales. Y eso en teoría se debe amonestar al que lo pide. En la Liga tiene bula.

Luego, otro gesto maleducado de Messi. La UEFA le designó como mejor jugador del partido. Le tocaba hablar ante los medios de comunicación. Pero, el gran Messi dio plantón. No tenía ganas de hablar. Seguro que Bartomeu respiró tranquilo. 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here